Literatura

    Home

    Inicio

    Contácto



  El toro y el burro

Fábula




Era un campesino pobre cuya principal fuente de ingresos era un trapiche con lo que apenas ganaba para comprar la alimentación de su familia y de 2 animales que usaba para mover el trapiche, un toro y un burro.

El burro era terco y mañoso, por lo que pasaba todo el día en el establo sin hacer nada ya que era muy difícil atarlo al trapiche y hacerlo caminar.

Por lo tanto todo el trabajo lo hacia el toro, el cual volvia todos los días al establo muy cansado donde se encontraba con el burro descansando.

Un dia el burro le dice :

- "Mirate !, llegas cansado todos los días mientras yo no hago nada, y tú tienes además de tus cuernos, mucha más fuerza que yo.
Ponte bravo, ponte terco y evitarás que te lleven al trapiche"-.

- "Pero si nadie hace el trabajo, el campesino no podrá alimentar ni a su familia ni a nosotros" - dijo el toro.

- Bah !!, eres un tonto y un cobarde! - dijo el burro.

Al día siguiente el toro "tocado" en su orgullo se puso terco y bravo, y no pudo ser atado al trapiche.

Entonces el campesino golpeando con un palo llevó al burro, lo ató al trapiche y lo hizo trabajar todo el día, pero este no trabajaba bien, se detenia constantemente y había que estar golpeándolo para que caminara, por lo tanto el trapiche rendía menos que ántes y la situación del campesino empeoraba.

Ya pasados muchos días al burro se le ocurre una mentira para hacer trabajar al toro, entonces le dice :

- "He oido que si no trabajas, el campesino te matará"-.

- "Volveré al trabajo no solo por lo que tú me dices, sino porque veo que al campesino las cosas no le están yendo bien con tu trabajo" -, dijo el toro.

Al día siguiente el campesino como siempre intenta primero llevar al toro al trapiche y esta vez este se presenta manso y se deja llevar.

Esa noche el campesino le dice a su familia :

Por suerte ahora el toro ha vuelto a trabajar, porque con el trabajo del burro las cosas han ido mal, y ya no puedo comprar alimento para los dos animales, así que mañana tendré que matar al burro.



Mas vale nobleza, que maña.



Autor : DC


Derechos Reservados







 

www.d1c1.com