Literatura

    Home

    Inicio

    Contácto



  La Fábula



La fábula, es una breve composición literaria en verso o prosa, cuyos personajes son en general animales u objetos inanimados.

Tradicional, apunta a demostrar una verdad moral que, a modo de advertencia o consejo, se sintetiza al final de la narración en una moraleja.

Es una forma de transmitir una enseñanza o sabiduría y que ayuda a quién la lée o escucha en su proceso de reflexión.

Las más famosas son las de Esopo entre ellas "La zorra y las uvas" quién las escribió en Grecia en el siglo VI antes de Cristo, también es conocido por sus fábulas el latino Fedro del siglo I antes de cristo.

El Panchatantra es una colección sánscrita del siglo III que fue traducido a más de 50 idiomas.

La parábola y fábula se estudian como formas de la alegoría pero, mientras la primera se ocupa de hechos posibles que remiten a un significado religioso, moral o filosófico como la “parábola del hijo pródigo”, la segunda, al dar voz a los animales o animar lo inanimado, se asienta en cosas imposibles.

El término alegoría proviene del griego "allegoréo", y significa "hablar o explicar figuradamente", y la alegoría es una figura retórica que encadena varias metáforas para trasmitir un significado figurado y oculto.

Una de las alegorías más difundidas y asimiladas es la de la Justicia: una mujer con los ojos vendados (metáfora de la ecuanimidad) que sostiene una balanza (metáfora del equilibrio entre lo positivo y lo negativo, peso y contrapeso).

Una alegoría en el campo religioso, es la eucaristía católica que puede entenderse como una dramatización alegórica: pan y vino (cuerpo y sangre de Cristo) que se ingieren para transustanciarse, para incorporar a Cristo.

En la edad media las fábulas tuvieron gran aceptación por lo que el monje bizantino Máximo Planudio realizó en el siglo XIV una compilación de las Fábulas de Esopo, además en esa época se desarrolló una gran cantidad de material complementario que se encuentra en los bestiarios que son catálogos descriptivos que explicitan el significado alegórico de los diferentes animales.

En Francia hubo una gran producción de fábulas entre los siglos XII y XIV, de las que pueden citarse las de Marie de Francia y la colección de historias de animales titulada Roman de Renart, antecedente del relevante papel del zorro en la literatura fabulística.

De los siglos posteriores, se destaca la obra de Jean de La Fontaine, cuyas fábulas se publicaron a finales del siglo XVII.

En el siglo XVIII, sobresalen en España Tomás de Iriarte y Félix María Samaniego, quien, en su colección de 175 fábulas, incluye textos propios y adaptaciones de Esopo, Fedro, La Fontaine y el inglés John Gay.

La versión contemporánea de la fábula apunta a una reelaboración irónica en la que suele desaparecer la moraleja o se ofrece al lector un marco mayor de sugerencias.



PRS







 

www.d1c1.com